Italia no está pero si la República de Venecia con su arte veneciano. Gran alegría de los tifossi del Il Colorato!; que pasan a la final de Rusia 2018.

El equipo veneciano se ha impuesto con creces al rival equipo florentino en el grupo clasificatorio del país italiano; el equipo intelectual de Florencia, el matemático y que siempre alardea de líneas simétricas en la disposición de sus jugadores se ha visto superado por el futbol de la luz y del color de la alegría.

 

Un equipo histórico que tendrá a Sansovino bajo palos, hombre de la casa y que conoce desde siempre al equipo ya que prácticamente es un fundador del mismo.

El histórico Giorgione de central organizando el juego desde atrás acompañados por su maestro en el fútbol Bellini. Bellini y Giorgione juegan a esa maniera moderna; como los describe uno de los comentaristas más apreciados en este artísitico deporte, Vasari, son jugadores de Espíritu, que juegan con el balón con luz y color. Vittore Carpaccio y Lorenzo Lotto completa la defensa del equipo veneciano como laterales que a decir verdad es lo más flojo de este gran equipo.

 

En la zona de medios Jacopo Tintorreto está un poco adelantado de la defensa conformando una pequeña pirámide de 4-1, 4 defensas y Tintorreto por delante; que le gusta una pirámide al que procede del equipo de la capital de la Republica.; tiene un futbol complejo y de grandes composiciones, es más con posturas imposibles en muchos casos pero sin lugar a dudas el futbol de Venecia siempre pasa por sus pies. Le apoyo en el centro Sebastiano Luciani apodado del Piombo, cuyo juego es de corte defensivo recuerdando por tanto al de Bellini y Giorgione. El futbol de Sebastiano ha calado en el equipo rival florentino y ejemplos de ello está el jugador de la Fiore Angelo di Cosimo di Mariano conocido como Bronzino. En los extremos juegan Gentile en la derecha, y Dominico Theotocopulus “El Greco”. De este segundo destacar que es un gran carrillero, con aspecto alargado, delgado, pálido pero con una fuerza y unos escorzos en su estilo que es digno de ver en el terreno de juego. El Greco recuerda a Rafael Gordillo en su mejores épocas, con medias caídas, delgado y potente en su visión de futbol. El Greco, pese a nacer en Oriente, decidió jugar con la selección de la Republica de Venecia que le ha dado su fama en el futbol; si bien esta claro que ese oro que tiene en sus pies lo saca a relucir en su futbol y tiene recuerdos de maneras futbolísticas bizantinas. Ahora El Greco juega en los mejores equipos de la Liga Española de la que tanto presumen muchos artistas del futbol.

 

Y en la delantera dos estrellas del futbol y del arte y de la pasión por esta maravillosa manera de ver el arte: Paolo Veronese y Tiziano  Veciello. Verones, jugador de mucho peso, de grandes volúmenes, jugador que refleja pinceladas certeras de su futbol delante de una innumerable defensa, para este jugador no le asustan el numero de jugadores que pueda tener en frente porque siempre sale con una resolución certera. Es un jugador cuyo representante es Daniele Barbaro con mucho poder en la Republica de Venecia. Y le acompaña todo un crack y estrella con seguidores por toda Europa como es Tiziano Vecellio, que ha jugado en las grandes ligas europeas desde la Española,  a el Papado. Pietro Aretino, es el representante de varios jugadores como Tiziano, y fue este el que medio con el equipo de la Monarquia Española líder indiscutible del futbol pictórico mundial para que Tiziano jugara en esa gran liga al que tanto artistas futboleros aspiran.

Pues este es el equipazo que pasará a la gran final y que no sólo esta auspiciado por la prensa liderada por Ludovico Dolce sino por muchas personas que ven en este equipo un autentico modelo de equipo y de forma de ver el arte que a buen seguro influirá en el futuro de la Europa futbolística y artística Occidental.